Google+ Followers

Translate

martes, 2 de septiembre de 2014



ESPEJO EN CALMA                                                                                         

Siempre dormía de la misma posición: Encogida y acurrucada como un bebé.   Así se entregaba dulcemente a sus sueños.

 Espacio  abierto de luces, colores y sombras  aparecían en su mente y se manifestaban de diferentes formas. Los acompasados movimientos  de los árboles contrastaban con el inmenso azul, y el espejo en calma que resurgía entre ellos  ofrecía un remanso de  música y color.  

Allí era libre,  su pensamiento y  su corazón se liberaban; cansada ya del camino y la oscuridad, un largo arco iris se desplegaba ante ella, para darle la luz y el color que necesitaba. La profundidad de aquel sitio, sembraba su alma de paz, inundándola de un silencio que casi se podía escuchar. Se dejaba envolver en las inmensas sensaciones que se le  brindaban, en el  camino de vuelta, iba más ligera, liberada. La magia que  la invadía, y tocar un sueño, con solo un ligero roce, le bastaba por ahora, para seguir viviendo.


El suave contacto del reverso de la mano de su amante sobre su mejilla, le despertó del placentero sueño que la tenia atrapada.


                                                                                                             Nany París