Google+ Followers

Translate

martes, 4 de marzo de 2014





NOCHE DESAPACIBLE



Era una noche ventosa, desapacible de invierno. El viento golpeaba en las ventanas de mi habitación, se hacía cada vez más fuerte y enigmático, y me creaba inquietud.
Su sonido ensordecedor me obligada a cobijarme y acurrucarme en mi interior. Donde otra fuerte tormenta soplaba, intentando devolverme aquello, que en un tiempo atrás me correspondió.

El fuerte soplo y el frío, helaban mi corazón e implantaban mi desasosiego, que movía tan fuerte mi alma, que ya cansada de luchar, se deja vencer y sucumbe.